Concierto: Así es la gira de OV7 y Kabah. ¿Un show para recordar, vivir o llorar?

¡Ay los 90’s! Esa época donde en la radio sonaban nuevas propuestas musicales un tanto “eléctricas” que se convertirían en todo un ícono de aquellos años; donde no importaba nada mas que ganar en el Nintendo 64 o en el Play Station. Pero hoy vamos a recordar a dos grupos que no sólo hicieron historia en aquel entonces si no que hasta la fecha  siguen siendo recordados y ahora regresan con una gira llena de nostalgia, recuerdos, emociones, sentimientos encontrados, cursilería, y hasta un poco de erotismo inmerso de brasieres, y hormonas de los “chavorucos”, sí, aquellos que aún tienen espíritu de adolescente pero ya están un poco veteranos y no lo aceptan.

La verdad es que cuando me enteré que iba al concierto los subestimé un poco y dije “Mmm, se me hace que ya ni bailan ni cantan nada y la producción va a estar pedorrísima” pues no, me callaron la boca por completo pues lo que vi en el Coloso de Reforma es una bomba de diversión, con sus excepciones; les cuento por qué:

-Las canciones. ¿Es real que me sabía cada una de las canciones? Es algo increíble, como si tuvieras un chip integrado donde sólo seleccionas la pista a reproducir y la letra empieza a salir mágicamente de tu boca, ¡como si tuviera vida propia!

Algunas  piezas las cambiaron y les hicieron arreglos muy diferentes, y escucharlas en voz del otro grupo es una experiencia única. Dentro del gran repertorio que se aventaron fueron: Casi al Final, Vuela más alto, Antro, Tus besos, No es obsesión, Mai mai, Te necesito, No me voy, Estaré, Florecitas, Un pie tras otro pie, Más que amor, Aum aum, Encontré el amor, Amor de Estudiante, La calle de las sirenas, Amigas y Rivales, Big Brother el complot, Enloquéceme, Te quiero tanto tanto, Mírame a los ojos, entre otras.

Captura de pantalla 2015-08-08 a la(s) 12.56.57
google.com

-Las coreografías. Evidentemente sabemos que Kabah siempre ha tenido coreografías más complicadas, pero lo que es de admirarse es que ambos grupos sigan dando toda su energía en el escenario, y sobre todo Lidia y Mariana que estando embarazadas, se movían como si no tuvieran un chamaco adentro y sólo tuvieran un recargo de estómago.

-El vestuario. Entre futurista, retro, neón, y cosas que sólo a ellos les quedan, se lucieron y se veían coquetos, aunque uno que otro se veía medio corrientón. Pero es no quita que se siguen viendo muy bien y hasta con cuerpazos, ¿o me imaginan presumiendo un abdomen tan perfecto como el de Daniela Magún o el de Maria José? Obvio no.

google.com
google.com

-Las sorpresas. Bueno, hubieron muchísimas, para empezar imagínense que todos salieron entre el público a cantar mientras las embarazadas hacían gala de sus panzas en pleno escenario; a pesar de que algunos iban en los hombros de gente de seguridad, se agradece que se rompa el hielo, o lo que se conoce en teatro como “la cuarta pared”.

Otra de las sorpresas fue cuando los hombres de las dos agrupaciones cantaron “Al pasar” subieron a una mujer que se había quitado el brasiere, por petición de los cantantes, y le hicieron un baile cachondón, aunque en realidad daba más risa que emoción. 

google.com
google.com

Un momento chistoso fue cuando invitaron M’balia a subir al escenario quien cantó con ellos “Calendario de Amor”, bueno ni cantó porque el micrófono que le dieron estaba muteado, dejando entre ver que se aventaron bastantes playbacks.

-Lo nefasto. Obvio en todo le voy a encontrar un “pero”, y es que me pregunto ¿qué onda con Daniela Magún? hagan de cuenta que estaba en el festival del día de las madres,  sí, obligada, sin ganas de hacer las cosas y con una cara de pocos amigos que ni ella se aguantaba.

Cada determinado tiempo en el concierto hablaban en parejas, y fue una cosa nefasta (de algunos), mínimo que improvisen un poco, se notaba estudiadísimo, y no estoy diciendo que esté mal, al contrario, está cool, pero pues ¡que tengan un poquito más de gracia por favor!

Captura de pantalla 2015-08-08 a la(s) 12.55.51
google.com

*El playback, ¡OMG! estoy de acuerdo que se pueden apoyar de las pistas, en especial al momento de los coros para que luzcan las coreografías, porque si es un show bastante difícil de aguantar, lleva un ritmo muy acelerado y de alta exigencia, pero please, si lo van a hacer y se van a concentrar más en las coreografías, que no se les olvide ponerse el micrófono en la boca. O ¿Cómo me explican que los coros se escuchaban perfectos y estaban muy separados de los micrófonos?

Pero bueno, son detalles que no impiden que disfrutes del concierto. En general les puedo decir que es fenomenal, el diseño de iluminación y el audio ¡mis respetos! De verdad cada una de las canciones te trae recuerdos, bailas, cantas, lloras te emocionas, gritas y descubres que todo mundo se derrite por Ari Borovoy.

Creo que actualmente no hay grupos como ellos, con todo respeto, pero siento que la industria musical cada vez se va por cosas más pláticas, o bueno, desde mi punto de vista no tengo presente algún grupo que tenga tantos éxitos, momentos, canciones e impacto con el público. De verdad, si tienen oportunidad vayan a ver la gira, se van a divertir y van a bailar como pubertos.

Anuncios

Un comentario sobre “Concierto: Así es la gira de OV7 y Kabah. ¿Un show para recordar, vivir o llorar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s