Nunca querrás salir

¡Oh – la –la! pero qué maravilla es poder apreciar en nuestros tiempos una adaptación tan bien hecha de una de las obras de los años 70s de uno de los dramaturgos franceses más destacados del argot teatral. Muchos conocerán esta historia, la gran trama de “La Jaula de las locas” que no solo ha contado con diversas versiones en teatro y cine, sino que además  pareciera que la historia está narrada en los tiempos modernos.

El gran reto de anunciar el compromiso de un hombre que tiene padres homosexuales frente a una mujer de familia ultra conservadora y homofóbica. ¿Cómo podría terminar eso? ¿Qué reflexión podemos hacer al descubrir que lo que importa siempre es la familia? Con tintes burlescos y una jerga coloquial, te adentras cada vez más en uno de los temas que no solo están en la mesa de la agenda pública nacional, si no a nivel internacional desde años atrás.

Los personajes principales te llevan de la mano por esta historia que como espectador no quieres que acabe, pues estás presente en esta dualidad de una pareja que vive el glamour de un espectáculo de cabaret combinado con la vida privada superando los diferentes tropiezos, pruebas y resurgimientos emocionales que te hacen experimentar sensaciones a flor de piel; y sí, con ganas de subir a abrazar a los personajes como una manera de expresar tu apoyo.

No solo se aplaude la gran manera en que está contada y adaptada al público mexicano sino el talento de tantos artistas que dan vida a cada personaje metódicamente estudiado que traspasa las fronteras de no solo convertirse en un espectáculo más, si no en una reflexión de dónde está nuestra sociedad ante los temas de respeto y tolerancia hacia la comunidad homosexual.

Grandes artistas, con grandes trayectorias y espectaculares maneras de entregarse en el escenario, son algunos de los elementos que hacen de esta gran puesta en escena un espectáculo digno del disfrute de cualquier espectador. Las coreografías están perfectamente sincronizadas y ejecutadas con una precisión incomparable que conviven en un ambiente francés de sensualidad, romanticismo, diversión, ingenuidad, tolerancia y respeto.

Las funciones son Viernes 20:30 horas, sábados 18:00 y 21:00 horas, domingos 17:00 y 20:00 horas en el Teatro Hidalgo.

Un especial reconocimiento y mención a mis queridos amigos Rogelio Suárez y Luigi Vidal, que como siempre me dejan atónito con tanto talento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s